domingo, 26 de agosto de 2012

El Baul de Mis Recuerdos: Yo no soy Otaku Parte 1



Recuerdo cuando estaba en secundaria, como la mayoría de los niños estaban apurados por ser adultos, tratando cosas nuevas, “cosas de adultos” mientras que yo y mi extenso grupo de 2 amigos sufríamos la adolescencia en toda su gloria, los cambios hormonales, los nuevos roles sociales, las nuevas inseguridades personales y por supuesto… El ser un Otaku sin saberlo.
Esta imagen siempre me ha parecido ofensiva
Antes de continuarlo, quiero dejar bien en claro una cosa: Se perfectamente que significa la palabra OTAKU en Japón, así como su significado en la sociedad nipona, y estoy muy al tanto de como a muchos Fans del anime y manga no les gusta ser llamados con “La palabra O” porque se sienten estigmatizados. Pero en la ya lejana década de los 90’s Otaku era un termino poco usado y conocido, y antes de los foros y redes sociales, la única forma de interactuar con otras personas que nos entendieran era directamente y cara a cara. Conforme mas y mas adeptos a la animación japonesa salían a la luz, se dio la necesidad de nombrar a nuestra subcultura y darle una identidad; ya existían, los cholo, los fresas, los cheros, los trasher, los darketos, metaleros, etc. Y alguien en algún lugar remoto del mundo fuera de Japón comenzó a usar el termino Otaku para referirse así mismo, este fue adoptado por los demás, dando inicio al Otaku de occidente.

Algo que las nuevas generaciones de Fans afortunadamente no conocieron, fue la soledad que un fan del anime y manga experimentaba en aquellas épocas, tiempos en los que mencionar en nombre de Goku en publico era invocar a la santa inquisición social, la cual juzgaba y penalizaba todo aquello que era distinto a lo que la gente consideraba normal. Esto sigue ocurriendo, lo veo a diario y se lo difícil que es para muchos jóvenes, el ser la oveja negra de la casa, la enorme tristeza de sentirse ajenos a su propio hogar y que sus progenitores reprueben cada una de sus acciones solo por ser diferentes. Pero hay una gran diferencia hoy en día, abemos cientos de Otakus en la sociedad, nos reunimos en publico ante las atónitas miradas de aquellos que se autodenominan “normales” ya no estamos solos ni tampoco somos incapaces de convivir con gente ajena a nuestra ideología.

Amigos míos, Otaku en México y en occidente no es el fan obsesivo de una cosa y que rechaza cualquier otro tipo de hobby o de conducta social, es el fan de una forma de entretenimiento que viene de Japón y que aprecia la animación, los comics y video juegos no solo como una forma de entretenimiento, sino también como un medio de expresión tan poderoso y cautivante como lo es la literatura, el teatro o el cine.  

3 comentarios:

jap0112 dijo...

realmente no suelo utilizar esa palabra para auto denominarme, pero realmente me han llegado al corazon :)

Anónimo dijo...

TWT me llego al corazon xD

Mateo villa duque dijo...

gracias me sirvio mucho (y)